Reciba ayuda inmediata
     

Pienso en suicidarme

10 de sep. de 2014
Por: Kimberly Konkel, Directora Adjunta de Salud, Centro de Asociaciones Religiosas y Vecinales

Un brazo levantando otro brazoSoy un sobreviviente del suicidio. Para mí, esto significa que he intentado terminar con mi vida suicidándome y sobreviví a la muerte de mi tía, quien se quitó la vida con un disparo.

El suicidio es un problema grave para la salud pública y puede provocar efectos nocivos a largo plazo en individuos, familias y comunidades. Mientras que sus causas son complejas y están determinadas por múltiples factores, el objetivo de la prevención del suicidio es simple: reducir los factores de riesgos y aumentar los factores preventivos. La prevención efectiva promueve la concientización de las maneras de prevenir el suicidio y alienta a un compromiso para generar una comunidad compasiva.

Este Día Mundial de Prevención del Suicidio, la experiencia que Sister G, una misionera mormona, compartió conmigo viene a mi mente. La hermana G. era una viuda cuyo esposo, un neurocirujano, murió de cáncer cerebral 5 años antes de que ella se uniera a la misión.

Él era su mundo. Su muerte destrozó tanto la vida que habían construído juntos que ella sintió que debía volver a aprender cómo vivir. Un año después de su muerte, ella no estaba bien. Hacía mucho que no se sentía feliz y no podía imaginar cómo esa felicidad podría volver. Tenía un arma y se metió en la ducha.

En cuanto estuvo dentro, el telefono sonó. Ella contó que se sintió paralizada por el sonido. Aún así, decidió responder... ¿por qué no?

Era su hija, quien de forma audaz exclamó: ¡Madre! ¡Baja esa arma ahora mismo! ¡Sabes tan bien como yo que si jalas ese gatillo lo único que pasará es que tu cuerpo caerá al piso pero todo se sentirá igual y no serás capaz de reparar nada!

Nuestra pobre hermana G. cayó al suelo y su hija condujo hasta encontrarla aún en el suelo, llorando, con el arma cerca.

Sacaron las armas de la casa y el deseo de morir no regresó.

Como sobreviviente del suicidio, esta historia me ha salvado de muchos momentos oscuros. También me ha dado la valentía de llamar a mis amigos cuando creo que necesitan ayuda y preguntarles qué está ocurriendo.

Todos conocemos a alguien que lucha contra el estrés postraumático, la depresión o la ansiedad. Aprovechemos esta oportunidad para evaluar cómo respondemos a cada uno. ¿Realmente miramos a los ojos de quienes nos rodean y los reconocemos como personas (compañeros, seres humanos) con sentimientos, esperanzas, traumas, tristeza y amor?

Nosotros podemos prevenir los suicidios y los intentos, pero requerirá del corazón de cada persona que desee trabajar en ello. Si es cierto que cuanto más importante la respuesta, más directo del corazón viene, entonces la respuesta a la pregunta acerca del suicidio demanda a nuestros corazones (los corazones de cada uno de nosotros) a convertirnos en personas más compasivas con nosotros mismos y los demás para que podamos alcanzar nuestro mayor potencial.

Si una persona que usted conoce exhibe uno o más de los siguientes comportamientos, es posible que esté pensando en cometer suicidio. No ignore estas señales de advertencia. Obtenga ayuda de inmediato.

  • Hablar sobre querer morir o matarse
  • Buscar una forma de matarse
  • Hablar sobre sentimientos de desesperanza o no tener razones para vivir
  • Hablar sobre sentimientos de estar atrapado o de dolor insoportable
  • Hablar sobre sentirse una carga para los demás
  • Incrementar el consumo de alcohol o drogas
  • Actuar de forma ansiosa o agitada; exhibir un comportamiento errático
  • Dormir demasiado o muy poco
  • Abstraerse o sentirse aislado
  • Demostrar furia o hablar sobre la búsqueda de venganza
  • Exhibir cambios extremos de estado de ánimo

Si usted o alguien que conoce necesita ayuda, llame a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1.800.273.TALK (8255). Los trabajadores capacitados para lidiar con crisis están disponibles para hablar las 24 horas, los 7 días de la semana.

Si usted cree que una persona está en peligro inmediato, no la deje sola, acompáñela y llame al 911.

¿Desea comentar en este blog? Visite MentalHealth.org en Facebook o en Twitterpara publicar sus comentarios e iniciar un conversatorio.

Etiquetas Prevención del suicidio | Conmemoraciones